eusebioLa primera referencia al bruxismo en los textos del antiguo testamento habla del

infierno diciendo: “allí será el llanto y crujir de dientes”. Thomas Young (médico y

físico inglés) en el siglo XVIII aseguraba que la causa del bruxismo era el estrés. La

palabra bruxismo es acuñada por el médico alemán Frohman en 1931. El patrón

psicológico de esta sintomatología se correspondía con personas impulsivas,

extravagantes, irritables, pesimistas, temerosas, que se fatigan fácilmente y

críticas. Los ruidos que producen estas personas durante el sueño no dejan dormir

a las personas que duermen cerca.

La medicina tradicional define el bruxismo como el frotamiento y rechinamiento

dentario sin ninguna función aparente. Generalmente ocurre durante la noche y el

paciente no es consciente. Como consecuencia de este frotamiento involuntario, se

produce un cambio físico ya que las cúspides y fosas dentarias se aplanan (figura

1).

Bruxismo 1

 

 

 

 

 

La vida moderna nos provoca frecuentemente tensión y ansiedad que se acumulan

en el núcleo de la amígdala cerebral (figura 2), glándula que se encuentra muy

próxima a las articulaciones de la mandíbula.

Bruxismo 2

 

La tensión de las fibras en arterias y

músculos se va elevando y provoca una hiperactividad (aumento de contracción y

movimiento). De esta forma, los músculos del cuello y de la mandíbula se

encuentran en tensión continua.

Thorwald Delth en su libro “la enfermedad como camino “nos dice que las

personas que piensan hacer muchas cosas pero no las realizan aumentan su

tensión arterial. El hipertenso no resuelve sus conflictos y, en cambio, está siempre

tenso. Durante los años 2007 a 2010 estudié, mediante la historia clínica, la

evolución de 100 pacientes bruxistas para saber qué enfermedades habían

desarrollado a causa del bruxismo. El 80% había sufrido enfermedades vasculares

(hipertensión e infartos) junto con problemas de cambios posturales (figura3).

Bruxismo 3

Los niños que rechinan los dientes normalmente lo hacen porque tienen que

desgastar sus dientes de leche y porque las madres les dan papillas, yogures, pan

de molde, croquetas y macarrones en lugar de comer alimentos con fibra y duros

como frutas, verduras y bocadillos (figura 4).

La astrología nos habla de los planetas Neptuno y Saturno que cuando están en

mayor actividad o en determinada posición nos obligan a ser más exigentes (más

estrés) y a tener un mayor dinamismo. Los años en los que se producen

movimientos de estos planetas, nos exigen tomar decisiones en nuestra vida,

tomar las riendas para dirigir nuestra mente y nuestro pensamiento. En estos

momentos de mayor actividad, el hipotálamo manda órdenes a la amígdala y esta a

su vez a los músculos temporales y maseteros que mueven la mandíbula,

provocando el frotamiento de los dientes y su desgaste.

La vida es un cambio constante. Cuando aparecen pensamientos repetitivos y que

fluyen del hemisferio izquierdo al derecho constantemente, las dos articulaciones

temporomandibulares sufren más tensión que habitualmente lo que desencadenar

en bruxismo. Para evitar esto, recomiendo incorporar el corazón (cerebro mayor)

en la toma de decisiones y en nuestra manera de vivir para que colabore en

flexibilizar las tensiones de las articulaciones temporomandibulares.

Otras recomendaciones para tratar y prevenir el bruxismo son:

-Flores de Bach: Verbena, Agrimony, Aspen, Achicoria

– Férula postural kinesiológica y rehabilitación de los dientes

– Técnicas de relajación: yoga, meditación, taichí, reiki

– Evitar el alcohol, el tabaco, el café y el té tres horas antes de dormir

– Hacer ejercicio físico regularmente

– Dormir en un ambiente agradable, como una habitación fresca y silenciosa.

– Aprender a controlar la ira y la tendencia a culpabilizar a los demás.