Cuentan algunos que hace años se sabía que había llegado el invierno mirando hacia los balcones. Lo que en otras épocas eran chorretones de agua, con el frío se transformaban en estalactitas. Era el momento de meter las manos en el gabán, apretar el paso y mirar hacia delante.
Hoy sigue haciendo frío y, en los tiempos que corren, ha surgido un nuevo concepto: el de “pobreza energética”. Según datos recientes, en España más de cinco millones de personas la padecen. Por fortuna, algunas comunidades autónomas y ayuntamientos ayudan a los afectados. Son tiempos difíciles y la solidaridad es importante, en el ámbito de lo político pero también a nivel de calle, entre nosotros.
Desde aquí queremos poner nuestro granito de arena para que el invierno se nos haga más llevadero. Y por eso os hablamos de la necesidad de ingerir proteínas, de los beneficios del repollo o de cómo podemos cambiar algunos hábitos alimenticios. También os invitamos a cultivar la alegría ―“a mal tiempo, buena cara”—, a vivir una sexualidad sana o a regalaros un concierto de Gong.
Pero son muchos más los artículos que contiene la revista que tienes en tus manos, querido lector/a. No dejes de hojear estas páginas y de revisar el Sumario, porque seguramente te encuentres con varias sorpresas.
En este número de la revista: el 11 ―el de la transformación y presente en la numerología de seis Lunas Nuevas en 2016―, veréis un cambio en el diseño; también lo notaréis quienes entréis en la página web. Esperamos que los cambios os resulten agradables y que construyamos entre todos una revista en que las distancias entre los que nos leéis y quienes coordinamos su edición sean cada vez más pequeñas. ¡Abrigaos y feliz invierno!

Pedro Cascos


 

Acompañamos nuestro editorial con una preciosa frase e imagen cedida por ZENYA SANACIÓN:

CADA PARTÍCULA DEL AGUA ES LA LUZ DE LA ENERGÍA VIVA PARA REGENERAR AL SER HUMANO. SU TRABAJO EN UNIÓN GENERA LA VIBRACIÓN ELEVADA DEL TRABAJO DESDE EL CORAZÓN.

agua