¡Cómo pasa el tiempo! Ya son tres años… Aún me acuerdo de la primera reunión con nuestros colaboradores, en que sólo yo conocía a cada uno/a. Les expliqué mi proyecto de editar una revista diferente, en la que podríamos compartir nuestras experiencias y conocimiento como terapeutas en un lenguaje sencillo, accesible a todo el mundo. En esa reunión vi cómo la energía de la revista se formaba, al conocerse los unos a los otros; vi la ilusión y en seguida surgió el nombre: Energía Vital.
En tres años ha pasado de todo: se ha formado una gran familia, con nacimientos y fallecimientos de personas cercanas, uniones y separaciones, enfermedades y curaciones, llegada de gente nueva… Nuestra vida ha ido encajando con el título de la revista: se ha movido Energía Vital, como se mueve la vida misma.
Después de este tiempo, queremos dar gracias a la Vida y en particular a vosotros, queridos lectores, colaboradores y amigos, por ofrecernos la oportunidad de sacar adelante este proyecto. Os seguimos agradeciendo las participaciones en las Jornadas de Puertas Abiertas, que hacen posible que la revista esté en vuestras manos y, a nivel individual, gracias a mi equipo por el trabajo humano que cada uno de vosotros habéis realizado.
¡Y un número más, creatividad para todos en esta primavera de 2016, sueños y proyectos que se hagan realidad, como se hizo Energía Vital!

Estrella Frone, directora de Energía Vital
y de la Escuela de Astrorreflexología
puertas abiertas