El otoño es esa mágica estación en la que nos despojamos de todo lo que ya no nos sirve, de lo que ya está caduco en nuestra vida, y dejamos que se marche, que se desprenda, contemplando la belleza de esos colores tierra: rojizos, amarillos, marrones, preparando la tierra para el tiempo de reposo y de trabajo interior. Este otoño marca un tiempo de una clara transformación que llevamos experimentado ya durante unos largos meses. Este número marca para nosotros un cambio profundo. La fundadora de nuestro proyecto Energía Vital, Estrella Frone se marchó a la luz el pasado 14 de julio. Le dedicamos con todo nuestro amor y cariño las páginas centrales, agradeciéndole toda su sabiduría, su sentido del compartir y el que hiciera posible que este proyecto se materializara, entre otras muchas cosas.
Nuestro árbol personal tiene la ocasión propicia para soltar las cargas heredadas de los ancestros. Por eso, os proponemos un artículo de revisión con terapia regresiva, así como experimentar el perdón auténtico, que libera, para dejar paso a la belleza de esas potencialidades heredadas, y a apreciar esos bellos colores a través de la tierra, de nuestra naturaleza salvaje. En este número, también encontraréis alternativas para cuidar nuestro cuerpo –prestando atención al intestino, ayudando a nuestro sistema inmunológico con la plata coloidal, vistiendo nuestro cuerpo con moda sostenible- y nuestro espíritu – abrirnos al sentir con nosotros mismos y con nuestra pareja o compañeros de camino- para llegar a conocer lo que somos. Y precisamente para alcanzar nuestro SER auténtico, os presentamos unos artículos sobre el valor de la emoción Orgullo y su función cuando se encuentra en equilibrio, y sobre la importancia de establecer nuestras metas con claridad.
Todas estas son nuestras propuestas para esta estación de transición entre la luz del verano y la oscuridad del invierno. Os deseamos a tod@s que os gusten y ayuden a conectar con vuestro bello y único árbol.