judithLa palabra kinesiología proviene del griego y es la composición de las palabras kínēsis, que significa movimiento, y logos, que significa estudio. Por tanto, la Kinesiología hace referencia al estudio del movimiento.

Todo a nuestro alrededor posee o genera un movimiento, desde el viento, hasta cualquier ser vivo.

Por ello, la capacidad de poder estudiar el movimiento se refleja en un diagnóstico certero, basado en pruebas y movimientos musculares.

Este sistema permite averiguar las causas y los síntomas de diferentes trastornos y malestares a partir de la primera sesión.

 

La observación y el testaje de la musculatura posibilita tratar los distintos sistemas que rigen el cuerpo humano: sistema estructural (relacionado con los huesos, músculos y articulaciones), sistema nutricional (relacionado con la dieta, los suplementos, las intolerancias, etc.), sistema emocional (relacionado con las emociones, los traumas, las fobias, etc.) y el sistema electromagnético (relacionado con la energía y la química del cuerpo, de los elementos que nos rodean, las geopatías, etc.).

 

Como se deja entrever, el procedimiento clínico se lleva a cabo de un modo holístico, general, ya que los sistemas anteriormente citados influyen unos sobre otros. De esta forma, contemplamos al paciente como un todo, de manera que el tratamiento a aplicar para tratar la sintomatología será integral y, muy importante, será palpable la mejora.

 

La kinesiología fue fundada por el doctor George Goodheart, un quiropráctico estadounidense que publicó en 1964, su trabajo de investigación, titulado “Kinesiología Aplicada”.

 

Si bien esa es la fecha en la que puede considerarse que se fundó la Kinesiología, tiene sus bases asentadas desde mucho antes. Se trata de un sistema que toma técnicas de distintos ámbitos. Por ejemplo, se emplea la acupresión, técnica clave de la Medicina Tradicional China que consiste en estimular los distintos puntos energéticos del cuerpo, generalmente mediante agujas. Actualmente, se emplea también láser, calor o tapping.

 

Se da mucha importancia al uso de Mudras, empleados en la Medicina Tradicional Hindú y Budista. Se trata de “gestos” manuales que permiten la detección así como el  tratamiento de diversos malestares.

Se emplean también los masajes así como la reflexología, de forma que conseguimos estimular los distintos puntos sobre pies, manos y orejas con el fin de activar el correspondiente reflejo corporal.

 

La Kinesiología también toma técnicas como el par biomagnético o la terapia floral. La primera emplea potentes imanes con el fin de reestablecer el equilibrio corporal. La terapia floral, por otro lado, emplea distintas esencias florales (Flores de Bach, Flores del Mediterráneo, Flores de California, etc.) con el fin de regular y armonizar el cuerpo humano en una situación de desequilibrio emocional.

 

Este gran abanico de herramientas, ya sean para emplear en el testaje, o en el tratamiento, ofrecen grandes posibilidades para obtener la mejora y curación del paciente. Del mismo modo, el testaje permite obtener aquello que el cuerpo necesita con prioridad, de forma que no es necesario realizar numerosas consultas, o malgastar el tiempo en infinidad de tratamientos, pues con estas técnicas se puede inferir desde el primer momento aquello que el paciente requiere.

 

Poder contar con un método de diagnóstico no invasivo y certero, permitirá un tratamiento de las mismas características. Por ello, te animo a descubrir más acerca de esta maravillosa área de la salud, ya sea por curiosidad o por el deseo de estar bien. Como decía el filósofo romano Séneca: “El desear estar bien es una parte de lograr estar bien”.

kinesiologi