Armoniyolandazar de forma sincronizada nuestro espacio es uno de los recursos más poderosos del Feng Shui. Con ello, enlazamos con los movimientos generales de la naturaleza, como las estaciones y el ciclo día-noche.

En esta época del año, comenzamos el periodo energético de Agua desde la Luna nueva del 11 de noviembre hasta el 8 de febrero, en que empieza el nuevo año chino. El Agua es el más Yin dentro del ciclo de los 5 elementos (agua, madera, fuego, tierra y metal), lo que equivale a un periodo de recogimiento, concentración y calma interior.

¿Disfrutas con lo que haces? ¿Te gusta tu trabajo? ¿Qué te impide avanzar hacia las cosas nuevas? ¿Tienes la sensación de estar en el camino correcto? ¿Sabes lo que quieres?

Preguntas como éstas cobran especial importancia… y es que el área de Agua representa nuestro camino de vida y nos recuerda nuestros orígenes. Trata no sólo de nuestra trayectoria y profesión actual, sino también del porqué de nuestra existencia en el mundo.

¿Hacemos lo que realmente queremos?

El Chi o energía v ital se mueve como el agua, de forma ondulada, así que si nuestra vida marcha bien deberemos considerar que fluimos con la corriente.

 

Cualidades del aYolanda-fengshui-2gua

Dentro del ciclo de las estaciones el agua corresponde con el invierno, y a la noche dentro del ciclo día-noche.

El agua simboliza lo que fluye, la voluntad, el dinamismo, la astucia, la confianza y la persistencia. Es también la prudencia y con ello la capacidad de salvar los obstáculos necesarios en nuestro camino de vida.

Cuando el agua nos falta o no está bien armonizada, nos pueden sobrevenir miedos e incluso pánico estancándonos e impidiéndonos avanzar en la vida. Se le atribuye la orientación norte, así que es de vital importancia observar qué tenemos en esa área de nuestra vivienda o negocio…

¿Tenemos desorden? ¿Acumulación de objetos inservibles o rotos? ¿Elementos que nos recuerdan trabajo pendiente o recuerdos tristes?

Potenciando el elemento agua en nuestro espacio…

  • Si queremos potenciar el elemento agua en nuestro espacio es idóneo utilizar fuentes, acuarios o cualquier otra instalación de agua.
  • Podemos añadir imágenes que evocan el invierno, la noche o el mar, siempre que no se observen aguas turbulentas.
  • Los colores oscuros son los más indicados para armonizar y potenciar este elemento. El color negro o azul oscuro nutrirá y reforzarán esta área de la casa o negocio.
  • Las formas onduladas, que evocan el modo en que se mueve este elemento, se pueden trasladar a las formas de nuestro mobiliario, los estampados o los objetos decorativos.
  • Los armonizadores más adecuados son los móviles metálicos, las bolas facetadas, el cristal, los espejos, los cuarzos o cualquier otro mineral.
  • El elemento metal potencia el elemento agua, así que los colores blanco y gris, las formas redondas o esféricas y los metales apoyarán el elemento Agua en nuestro espacio.

Potenciando el elemento agua en nuestro cuerpo…

El Feng Shui y la Medicina Tradicional China tienen un objetivo común: el estudio del Chi o energía vital. En Feng Shui se trata la energía en nuestro espacio y cómo potenciarla para mejorar nuestra vitalidad personal, y en la MTC estudia cómo acumular esa energía en los centros vitales de nuestro cuerpo a través de los distintos meridianos.

Al elemento agua pertenecen los meridianos de riñón y vejiga. El 60-80% de nuestro cuerpo es agua. El agua se manifiesta en toda la estructura del cuerpo humano y fluye por los canales de nuestro cuerpo.

Es por ello que el meridiano de riñón es tan importante, al ser el regulador del trabajo del agua en el cuerpo humano, mientras que el de vejiga se encarga de eliminar la que no nos sirve. Además ambos gobiernan el sistema óseo, sexual y glandular.

Cuando tenemos un desequilibrio en estos meridianos podemos sufrir asma, incontinencia, estreñimiento, diarrea, falta de libido, zumbidos en el oído o sordera, problemas reproductivos, extremidades frías o insomnio.

Adquirimos parte de la energía que tiene el riñón cuando nacemos, aunque la mayor parte la recibimos a través de la alimentación y otras actividades.

Cuidaremos de nuestro Yin a través de alimentos calientes como sopas, guisos o verduras cocidas. Deberemos consumir moderadamente carne y evitar harinas refinadas o embutidos. Se recomienda beber mucha agua y tomar cereales integrales en esta época para favorecer el trabajo de nuestro riñón.

En este periodo en el que las noches son más largas dormiremos más y descansaremos cuando el cuerpo nos lo pida. Actividades como el Taichi, Chi kung o la meditación nos ayudarán a recargarnos y reconstituirnos.

… Y por último un pensamiento muy Agua:

“Todo fluye, todo cambia, nada permanece”. HeráclitYolanda-fengshuio