Agua-2015

Todo el 2015 estará marcado por la energía del eje Cáncer-Capricornio, que es el eje del árbol genealógico, de la familia y de las emociones profundas e inconscientes.
Según el horóscopo chino el año que empieza el 20 de enero con la luna nueva de Acuario es Cabra de Madera, que se corresponde con el signo Cáncer, reforzando esta energía de Acuario.

Este año nos daremos cuenta de la herencia y de los patrones aprendidos en nuestra educación y de cómo los podemos solucionar trabajando estos miedos conscientemente.
Solo comprendiendo las raíces de nuestros bloqueos emocionales podemos trabajarlos y liberarnos.

Si COMPRENDEMOS a nuestros ancestros y dejamos de juzgarles o, al revés de defenderlos, podemos llegar a PERDONARLOS y solo así nos liberamos de verdad, y podremos experimentar la vida expresándonos desde nuestra propia unicidad. Este trabajo está acompañado también por el paso de Saturno, regente del signo Capricornio, que entra en diciembre de 2014 en el signo Sagitario. Saturno nos recuerda que vivimos bajo la ley del tiempo y de los ciclos de la vida de muerte y renacimiento. 

Con el paso por Sagitario aprendemos a madurar pasando de ser niños heridos y encerrados en el sufrimiento y victimismo, a ser creadores conscientes de nuestra propia vida utilizando plenamente nuestros recursos evolutivos hacia la sabiduría. Saturno entra en Sagitario aportando este aprendizaje desde diciembre de 2014 hasta diciembre de 2017 con un paréntesis en Escorpio desde el 15 de junio hasta el 18 de septiembre de 2015. Esto pasa porque el 14 de marzo Saturno se vuelve retrógrado para hacer un repaso del aprendizaje del trabajo hecho durante el tránsito de los años anteriores en Escorpio. Es una llamada más para los que todavía no han aprendido el desapego y la curación de los miedos profundos: una vez más tienen la oportunidad de trabajarlo en estos meses. Los que ya tienen la consciencia de este trabajo tendrán exámenes para ver si este trabajo es completo.

La prueba del verano de 2015 consiste en deshacernos de la rigidez sobre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que creemos, para convertirnos en niños puros que se dejan fluir gozando de la vida: así podemos concebir cada día como un regalo único y especial que nos llena plenamente haciendo que sea el único tiempo que vivimos de verdad. Aprendemos a divinizar la vida cotidiana, a vivirla con amor escuchando los mensajes dentro de la rutina diaria.

Vivir de esta forma nos hará recuperar nuestra conexión con el planeta y con el universo, capacidad que se ha perdido por el desequilibrio provocado por el hombre al querer controlar la naturaleza y ser más poderoso que ella. La historia de la tierra nos enseña que las especies y las razas desaparecen si no se respeta el equilibrio de la naturaleza. En este año saldrán a la luz verdades sobre nuestra verdadera historia que han sido ocultadas y manipuladas hasta ahora. La Luna es la que tiene una influencia más directa sobre nuestra vida cotidiana ayudándonos a reconectarnos con el ritmo del planeta y con nuestras emociones que se somatizan en el cuerpo físico como molestias, dolores y enfermedades.

Es interesante darnos cuenta de cómo la luna marca cada año el trabajo personal que debemos llevar a cabo. En 2015 no hay luna nueva de Capricornio y eso nos informa de que nos vamos a liberar de todas las manipulaciones y enseñanzas negativas que nos atan. Estas manipulaciones pueden ser individuales (del inconsciente), familiares (la educación recibida) y sociales (interés de poder). 

Sin embargo, el año se abre y se cierra con luna llena de Cáncer que marca una apertura de la consciencia al poder de la emoción: será un año con las emociones a flor de piel donde la  luna, que rige las emociones, será la protagonista. Con la energía de este año se puede curar el yin o la energía femenina que aporta la transformación y la alegría y el juego.

Se formarán más círculos de mujeres conscientes de esta energía con ganas de ayudar a la humanidad dejando de competir para aprender a compartir desde el corazón. Más información sobre el trabajo lunar se puede encontrar en nuestra Agenda Lunar de 2015.

El 2015 será un año importante, de descubrimiento sobre nuestro origen y sobre el funcionamiento de esta “máquina” llamada ser humano. Comenzaremos a sentir que somos CREADORES de nuestra propia realidad. La creatividad se desarrolla solo cuando va acompañada por la ilusión y la emoción. No se puede crear desde la mente sin emoción. La energía de este año nos empujará hacia una gran transformación: solo cambia el que quiere.