estrellaAlgunos hombres y mujeres estamos en un trabajo  muy potente de descubrir nuestras posibilidades para amar desde la parte más pura y espiritual, buscando en el otro la luz y el compartir, no solo el placer.
Desde tiempos antiguos este amor divino se conocía como el elixir de la vida y solo los Dioses eran capaces de vivirlo.
¿Por qué solo los Dioses?
Ellos eran los que tenían el Conocimiento sobre las leyes de la vida y lógicamente sobre la importancia del amor. Eran los inmortales.

 ¿Existe una relación entre el amor y la larga vida?

 Sí, y podemos decir que el amor prolonga la vida.
El amor de pareja es como un perpetuum mobile que se alimenta del equilibrio entre dar y recibir. La pareja debe acostumbrarse a mantener la llama del amor desde la complicidad y el compromiso total, dejando los engaños, los orgullos y las mentiras.
La alianza se pone en el dedo anular, y quizá ya es el momento de anular juntos los miedos y dialogar más sobre lo que debemos corregir y superar.
La actitud que tengamos hacia nuestra pareja es muy importante; debemos admirar
al otro y vivir con pasión desde la igualdad y la ilusión de compartirlo todo en
la vida. Si no se superan los problemas juntos, y estamos acostumbrados a que sólo uno dé
y el otro reciba, la persona que recibe anula a la que da y la que da se anula a sí misma.
La sociedad ha enfermado por falta de amor de pareja y por utilizar mal la sexualidad. Sólo cuando se sacraliza el acto sexual, la pareja se llena mutuamente.
Y para llegar a este estado, debemos tener una individualidad sana en que nos conozcamos en primer lugar a nosotros mismos, nuestras necesidades
físicas y emocionales, teniendo claro lo que queremos de la vida.
Una mente sana atrae gente sana con la que podemos compartir nuestro camino sin sufrimiento y sin miedos. Tener claridad mental signifi ca sentir el
cuerpo en sintonía con la mente: estar a gusto física, emocional y espiritualmente.
Los dos miembros de la pareja deben hacer un trabajo de conectar en las tres estructuras y la más importante es la física. El amor se manifi esta desde
cada célula del cuerpo hacia el otro, respetándolo y
dejándolo libre.
Cuando los cuerpos no se complementan por diferencia de vibración y de búsqueda uno busca placer y el otro la entrega aparecen las infecciones urinarias, cistitis, cándida, enfermedades de próstata, etc.
Hay una memoria ancestral inscrita en nuestro cuerpo que responde con salud solo cuando se vive el amor pleno y verdadero. Cuando confi amos en nosotros mismos, podemos confiar en el otro; dar sin esperar atrae regalos inesperados.
Aceptar la vida en dos es maravilloso: nunca te aburres, pues estás creando el amor, de modo que eres fuente y te alimentas al mismo tiempo.
Que la Luz guíe a los compañeros de vida. El amor de pareja es el camino hacia la inmortalidad.

Fondo Pareja