En Eenrique valenzuelaspaña hay más de dos millones de personas separadas y esta cifra ha subido un 500% en los últimos 10 años.
En apenas unas generaciones, en el seno de los conflictos actuales en las relaciones de pareja, hemos pasado de la “unión por deber” a la “búsqueda de placer”. De esta manera, en la actualidad cuando las expectativas iniciales no se satisfacen después del tiempo de euforia inicial, suelen llevar consigo una separación dolorosa o bien una renuncia que implica la frustraParefjación de no poder realizar un proyecto de vida en común.
Hoy en día, la mujer demuestra sus capacidades pero está llena de rabia en sus genes por los abusos y persecuciones a manos del hombre que históricamente ha sufrido durante siglos.
La mujer occidental, lejos de someterse hoy, acorrala a su compañero, demostrándole su inmadurez, e incluso, la de todo el género masculino, con el consiguiente dolor del hombre que siente cómo ha perdido su esencia natural de varón.
La solución a ese conflicto es lo que denominamos “Unión sagrada”, en la que, tras un trabajo profundo de mutuo reconocimiento de sus diferencias, los miembros de la pareja se convierten en aliados en lugar de enemigos.
Ese trabajo profundo consiste en el ejercicio de distintas acciones para el hombre y la mujer. De acuerdo con ello, al hombre le correspondería:
• Dejar de defenderse con la mente abriendo su corazón para escuchar con sinceridad y presencia a su pareja.
• Reafirmar Parejitasu masculinidad ante la sociedad y la familia para, desde el respeto, sin olvidarse de sus propias necesidades, dar la seguridad que la mujer y sus hijos necesitan para desarrollarse adecuadamente.
A su vez, a la mujer le atañe:
• Alejarse de la sumisión sin retroceder, pero al ser escuchada y respetada, superar esa rabia heredada que le impide su propio desarrollo.
• Aceptar las dificultades de su compañero y apoyarlo para que alcance su masculinidad, lo que le facilitará el acceso a su propio potencial como mujer ademas de hacer posible un desarrollo equilibrado de la familia y de sus hijos.