Octubre

Luna Nueva en Libra
Se celebra el 1.10.2016, marcada en numerología por el 11 y la energía de Cáncer, por sexta y última vez este año. La frase de esta Luna es: “Siento el equilibrio de las dos energías”.
Libra es el signo de aire que equilibra las emociones y nos aporta el amor incondicional. Éste es un amor que ni ata ni es indiferente: es sentirte libre y a la vez dejar libre a la persona amada.
Para comprender esto, primero debemos amarnos a nosotros mismos integrando las dos energías que tenemos dentro y equilibrándolas en cada momento.
Se trata de la energía masculina o de la acción, que rige el hemisferio izquierdo del cerebro y el lado derecho del cuerpo, y de la femenina, que implica transformar desde la receptividad, rigiendo el hemisferio derecho y el lado izquierdo del cuerpo.
La energía de esta Luna nos aporta la conexión con el aquí y el ahora, que es el estado de conciencia plena de uno mismo en equilibrio con la existencia y el Universo. La Luna Nueva en Libra rige el verbo “yo equilibro”, los ojos, el oído, la hipófisis, el sistema urinario, la postura y el amor incondicional. En la naturaleza, el signo Libra es la brisa del mar, la que no calienta pero tampoco enfría, la que solo da bienestar y frescor en los días de canícula.
En esta Luna se pide:
En el plano físico: Sanación de riñones, uretras y vejiga; de postura, ojos, oídos, y trastornos de la hipófisis. Equilibrio del sistema nervioso, que influye en toda la salud.
En el plano emocional: Vivir en el aquí y el ahora.
En el plano espiritual: Experimentar la plenitud y el equilibrio del amor de pareja.
Idea clave: Comparto el amor.

La Luna Nueva en Escorpio
Se celebra el 30.10.2016, lo que en numerología es un 4 e involucra la energía de Acuario. La frase de esta Luna es: “Deseo actuar”.
Escorpio rige los deseos y la ilusión. Debemos tomar conciencia de dónde vienen y adónde nos llevan nuestros deseos, porque muchas veces nos alejan de nuestro verdadero camino. Si hay caos mental, nuestros deseos se alimentan de miedos y apegos que dan lugar a obsesiones y dependencias de baja vibración (vicios, hábitos insanos y dependencia de otras personas). La claridad mental nos ayuda a cumplir nuestro destino, dirigiendo los deseos hacia la acción para “jugar nuestro papel” en la vida.
La ilusión se mantiene viva si el alma se alimenta cada día con nuevos aprendizajes y la conciencia del aquí y el ahora, en conexión con todo lo que nos rodea. Une vez que nos sentimos parte del universo, sabemos lo que tenemos que hacer y actuamos conforme a la programación de nuestro ser. Cuanto más avanzamos siguiendo esta programación, más nos despojamos de los miedos ancestrales e inconscientes que nos bloquean y nos enferman.
El miedo más grande es hacia nuestra propia fuerza vital y sexual. Según la forma en que comprendemos y utilizamos la sexualidad, llegamos a enfermar o curar el niño interior, y a eliminar las carencia afectivas. Debemos tener la ilusión de compartir con el otro desde la plena conciencia emocional.
La Luna en Escorpio rige los ideales, la ilusión, el verbo “yo deseo”, los órganos genitales, los sistemas excretores, la médula de las suprarrenales y el área lumbar inferior. En la naturaleza, Escorpio es el lago, el espejo que la vida nos pone delante para superar nuestras limitaciones. Nadie entra en nuestra vida por casualidad: cada persona nos trae las energías que debemos trabajar.
En esta Luna se pide:
En el plano físico: Curación de enfermedades sexuales y trastornos hormonales, estreñimiento, asma, alergias, próstata, pérdidas de orina y zona lumbar de la espalda.
En el plano emocional: Sentir adónde nos llevan nuestros deseos.
En el plano espiritual: Sacralizar la sexualidad compartiendo desde el amor.
Idea clave: Vivir con ilusión.

Noviembre

Luna Nueva en Sagitario
La Luna Nueva en Sagitario se celebra el 29.11.2016 y en numerología es un 4, que implica la energía de Acuario, como ocurrió el año pasado con esta Luna. Su frase es: “Comprendo el movimiento del universo”.
Esta Luna abre la conciencia sobre el funcionamiento del Universo y cómo este influye en nuestro cuerpo físico. Todo lo que está fuera está dentro. Para comprender bien esto, debemos trabajar nuestra ignorancia abriéndonos y desarrollando la propia intuición.
A diario el Universo nos envía señales para guiarnos en el camino. Nuestro trabajo es aprender a reconocerlas y no rechazarlas desde la mente racional. Los iniciados de todos los tiempos han pedido señales para moverse en sintonía con el universo.
El mensaje clave es salir de la zona de confort y moverse con confianza hacia lo desconocido. El futuro no se puede ni se debe controlar. La maravilla de la vida es dejarse fluir y avanzar a partir de las señales, haciendo camino al andar. La Luna en Sagitario rige el verbo “yo comprendo”, la sabiduría, el trabajo personal, el hígado, la bilis, la hipófisis y las caderas.
En la naturaleza, el signo Sagitario representa el fuego de las brasas o el fuego sagrado de los templos que nunca se apaga. Las sacerdotisas, héroes y monstruos sagrados se encargaban de vigilar este fuego. Podremos utilizar las brasas si estamos preparados para ser encendidos. Igual que la leña seca, símbolo del sacrificio consciente, es la primera en encenderse.
En esta Luna se pide:
En el plano físico: Curaciones de hígado y vesícula biliar, de trastornos de hipófisis y paratiroides, dolores de caderas y tobillos.
En el plano emocional: Fluir con confianza en la vida, siguiendo las señales que nos manda.
En el plano espiritual: Comprender la Unión en todos los aspectos.
Idea clave: Caminar por la vida.