Junio

Luna Nueva en Géminis

La Luna Nueva en Géminis se celebra el 05.06.2016 y es un 11 en numerología, lo que aporta una vez más la energía de Cáncer. La frase de esta Luna es: “Siento lo que pienso”.

Nuestra forma de pensar se desarrolla según los aprendizajes de la infancia, en gran parte emocionales e inconscientes. Todo lo que sentimos en la primera infancia, hasta los 4 años, condiciona nuestra forma de percibir y actuar en la vida adulta. Mientras no tomamos conciencia de este influjo, repetimos patrones de manera cíclica e inconsciente.

Debemos darnos cuenta de cómo el pensamiento influye en el cuerpo y la emoción le sigue. Como adultos es importante buscar la claridad mental y la positividad, que dan salud al cuerpo y nos permiten materializar lo que realmente queremos. Con un pensamiento negativo, el cuerpo muestra problemas posturales y energéticos, que se transforman en enfermedades. Todas las dolencias tienen su origen en una emoción bloqueada.

La solución es observar y dejar fluir libremente las emociones, aceptándolas sin juicios para no alimentar pensamientos dañinos. Al creer en nosotros mismos, nos permitimos sentir las emociones y actuamos en función de ellas en cada momento.

La Luna en Géminis rige la claridad mental, el verbo “yo pienso”, el libre albedrío, las ondas cerebrales, la mandíbula, la tiroides, los hombros y el diálogo que influye en la respiración e indirectamente en los pulmones.

En la naturaleza, Géminis es el viento en forma de torbellino, que te altera y no te deja centrarte, como ocurre con el pensamiento caótico.

En esta Luna se pide:

En el plano físico: Curaciones de cabeza y hombros, tensiones en la mandíbula y tiroides, sistemas inmunológico y digestivo.

En el plano emocional: Observar y trabajar nuestra forma de pensar según los aprendizajes de la infancia.

En el plano espiritual: Visualizar y proyectar lo que podemos llegar a ser.

Idea clave: Acepto lo que soy.

Julio

Luna Nueva en Cáncer

La Luna Nueva en Cáncer se celebra el 4.07.2016, estando influida en numerología por el 11, que potencia de nuevo la energía de Cáncer. La frase de esta Luna es: “Siento mis emociones”.

La ley de causa y efecto nos enseña que lo que sentimos influye en nuestro universo interno y externo. Según te sientes por dentro, así será tu mundo externo.

Nuestros miedos por hábitos adquiridos en la infancia residen en el inconsciente. Podemos llegar a conocerlos sólo cuando fluimos aceptando todas las emociones que surgen sin quedarnos enganchados ahí. Las emociones son herramientas de aprendizaje que nos ayudan a madurar y avanzar; por eso no debemos juzgarlas ni rechazarlas.

Al relajarnos con la vida, confiando en ella desde el corazón, nuestro sistema inmunológico funciona mejor y eso se refleja en nuestro estado de salud. Si alimentamos los miedos desde el victimismo, en lugar de observarlos y trabajarlos, aparecen el juicio, la rigidez, la enfermedad, y en vez de vivir, vegetamos”.

El signo Cáncer rige el verbo “yo siento, el aparato digestivo (digerir los alimentos y también los acontecimientos de la vida), el sistema linfático (aceptar y fluir con la vida), el timo (alimentar la vida), el páncreas (sentir la dulzura de la vida), el útero y las mamas (generar vida).

En la naturaleza, Cáncer está representado por el río. Fluir con la vida aceptándola como viene, igual que un río, es la propuesta para sanar los bloqueos emocionales. Todo el Universo está bajo la ley del signo Cáncer: Aceptación Plena.

En esta Luna se pide:

En el plano físico: Curación del sistema inmunológico y del aparato reproductivo, de trastornos hormonales, estómago, páncreas y sistema linfático.

En el plano emocional: Vivir y dejar vivir.

En el plano espiritual: Sentir la energía universal.

Idea clave: Sentir y aceptar la vida.

Agosto

Luna Nueva en Leo

La Luna Nueva en Leo se celebra el 2.08.2016, que en numerología es un 1 y potencia la energía del mismo signo y del año. La frase de esta Luna es: “Quiero cumplir mi destino”.

Se trata de una Luna muy potente, que culmina la energía de 2016, para tomar conciencia y aceptar que todos tenemos algo que hacer en la vida y que somos únicos.

Durante la existencia hay maestros que nos guían en el camino personal. Debemos agradecer y tomar su enseñanza sin apegarnos y dejándolos ir cuando el aprendizaje se ha completado.

Muchas veces, al encontrar maestros o filosofías que nos atraen y nos ayudan, nos dejamos cegar más por la forma que por el contenido, pudiendo llegar a la dependencia, fanatismo, ideas fijas y frustraciones.

Nunca deberíamos depender de nadie, sino seguir nuestra voz interna e ir por la vida desde lo que somos y sentimos. Al seguir a otros, alimentamos un tipo de separación que se puede expresar como:Nosotros tenemos la verdad y somos mejores que otros”.

Los grupos alrededor de una filosofía, de crecimiento personal u otras enseñanzas no deben convertir a otros obligándoles a seguir unas normas fijas, sino ponerse al servicio de la humanidad trabajando conscientemente para la evolución del planeta.

La Luna en Leo rige la voluntad, el verbo “yo quiero”, el corazón, el timo, el sistema circulatorio y el nervioso cerebroespinal (responsable de la relación mente-corazón), la herencia afectiva y educativa.

En la naturaleza, el signo Leo es el fuego de los troncos, que calienta la casa y con el que se puede cocinar. Es el fuego domado que se utiliza para dar calidad de vida, como lo hace la confianza. Si tienes fe en la vida, la tends en ti y en los demás, dejando de alimentar la mente destructiva o el juez interior.

En esta Luna se pide:

En el plano físico: Sanar el corazón, circulación, cuello, sistema inmunológico, parte dorsal de la espalda (sistema cerebro-espinal), la ansiedad, taquicardia, y los juanetes.

En el plano emocional: Confiar en la vida con la alegría e inocencia del niño.

En el plano espiritual: Concienciarse del destino propio o la lección de vida (Nodo Norte).

Idea clave: Creatividad consciente.