En este último número las personas que estamos detrás de este proyecto nos despedimos y os hablamos de lo que ha sido para nosotros esta experiencia.

“Si tuviese que hablar de un aspecto que ha despertado en mí Energía Vital, sería la confianza. Entre nosotros he sentido una gran confianza para mostrarme tal y como soy. Esto ha hecho que confíe más en mí misma. Diría que mi paso por Energía Vital me ha hecho florecer cada día un poco más. Formar parte del equipo me ha ayudado a conocerme y sobre todo a compartir mi proceso con personas que me han apoyado y animado a expresar quien soy. Ha sido una experiencia muy enriquecedora en mi vida y seguro seguirá siendo así por mucho tiempo. GRACIAS.” Minerva del Val

 

“Mi experiencia en estos más de 5 años en Energía Vital ha sido muy enriquecedora. Cuando di mi sí a Energía Vital, era la primera vez que me involucrada tan de lleno en una asociación, siendo socia, colaboradora y parte activa en un grupo de trabajo para materializar. Compartir un objetivo común de ilusión, cooperación y compromiso y además de manera altruista, ha sido todo un reto. La contraprestación recibida ha sido enorme: grandes aprendizajes en todo este tiempo. El espacio de seguridad y confianza me ha permitido expresar lo que siento dentro del grupo, que habitualmente coincide con mi punto de conflicto en el resto de las áreas de mi vida. Me ha permitido crecer en autoestima, comunicarme, aportar mis artículos, publicitarme, seguir creciendo y comprobar que desde la ilusión de creer en algo, es posible lograrlo, materializarlo.

También me ha ayudado a conectar con los ciclos vitales, de las estaciones, y los míos propios, y con la escucha. Dentro del grupo he aprendido a escucharme, a ir dejando mis roles establecidos a un lado, y aprender a mostrarme.

Más allá de nuestro equipo más directo, ha sido muy nutritivo tejer redes, establecer relaciones con nuestros colaboradores, que nos han aportado artículos, anuncios, y con los puntos de distribución: tiendas y puntos de reparto, centros de terapias, etc.; con nuestros lectores y seguidores en facebook, suscriptores, etc.  

Mi resumen sería crecimiento, expansión, compromiso, ilusión y gratitud.

Gracias a tod@s los que habéis viajado en Energía Vital en este tiempo.” Lola Ortega

“Cuando hace más de 5 años creamos Energía Vital, no podía imaginar todo lo que me iba a aportar.  Este viaje junto a un grupo de personas que ha ido cambiando a lo largo de los años no se ha limitado en producir una bonita revista de crecimiento personal. Primero, ha sido un gran aprendizaje sobre materializar y mantener un proyecto, tarea que requiere comprender e integrar profundamente los cuatro elementos aire, fuego, agua y tierra para que las ideas se alimenten, fluyan y se concreten. El enfoque principal ha sido el trabajo de equipo, que nos ha llevado con los años a trabajar en una estructura circular compartiendo desde la igualdad, un camino nuevo que todavía queda por ir afinando. Y el mayor aprendizaje viene de la misma Energía Vital: estar en un proyecto que lleva este nombre hace que inevitablemente tengas que conectar con ella, fluir y vivir según sus ritmos y sus leyes. Para mi esta es la esencia más importante que espero hayamos podido transmitir a través de nuestra revista, aprender a comprender la vida, respetarla y protegerla en todas sus formas.” Daniela Caronia

“ENERGÍA VITAL comenzó siendo un proyecto bonito de un grupo heterodoxo de gente que querían ver el mundo y la vida de forma diferente a la habitual. A lo largo de estos años pasaron distintas personas pero fue quedando reducida a lo esencial: una estrella de seis puntas que trataba de crear redes y conectar con mucha gente. El trabajo era precioso pero agotador, una publicación en papel es un esfuerzo constante por buscar contenidos y financiarse así que nuestras vidas pidieron liberarse un poco. Aprendí a trabajar en equipo, a comunicar a los demás y a pensar desde el corazón: he crecido como hombre viajando en un equipo humano que me abrió perspectivas y la conciencia. Esta revista fue una razón para vivir y agarrarme a la vida cuando esta se puso jodida, dándome un camino de conocimiento y crecimiento personal

Todavía no sé cómo continuaremos pero tengo más claro que nunca que SOMOS ENERGÍA y, como tal, ni se crea ni se destruye, tan sólo se transforma: cambiamos a un nuevo ciclo en el que seguimos contando contigo para cambiar al mundo aunque sólo sea un poquito. ” José Manuel Pérez

 

“Con Energía Vital he aprendido, crecido, compartido. He soñado, celebrado e incluso, algunas veces sufrido, pero sobre todo me he conocido mejor a mí misma. He mirado a los ojos a algunas de mis debilidades y miedos, me he descubierto encasillada en ciertos roles y  todo esto para salir de mi zona de confort. Ojalá hayas percibido algo de esta evolución y te hayamos acompañado en tu propio camino.

Pero ahora estamos ante una bifurcación de este camino que no podemos obviar y que nos ha hecho reflexionar, replantearnos quiénes somos, qué nos motiva, qué buscamos. Incluso a nivel personal. Siento que es momento para volver a lo esencial y si eso supone desaparecer para reinventarse y volver a nacer, estoy dispuesta a ello.

Tú, lector, eres nuestro motor, nuestra meta e inspiración y estoy segura de que así seguirá siendo, en nuestro próximo proyecto. Da igual en qué contexto, en qué formato volvamos.

Agradecimiento infinito a ti, al equipo completo, a las personas que han colaborado en cualquier aspecto, a la vida. Por esta oportunidad y por todas las que están por llegar.” Beatriz Herreros

“Diseñar Energía Vital fue un gran y hermoso reto que llegó a mi vida hace ya más de 4 años. Literalmente la he visto crecer en este tiempo y llenarse del trabajo de nuestro equipo junto a tantos colaboradores que hemos tenido la suerte de conocer en todos estos años.

Cada número ha sido un descubrimiento: lo que empieza por un documento en blanco se va llenando de contenidos, imágenes, ilusión e inspiración. Se embellece de correcciones, sugerencias y sonrisas. Se completa de esfuerzo, confianza e intercambio (entre nosotros y con los demás) Y así me he sorprendido, estación tras estación, del resultado que hemos puesto en tus manos, querido lector.

Mi agradecimiento a ti y a tod@s, los que me han acompañado en este viaje profesional y personal donde he puesto mi corazón, pues así lo ha merecido y así lo he hecho :)” Gleibys Lugones